lunes, 14 de septiembre de 2015

the show must go on. Diario de un verano universitario



Sin duda alguna, los sabios de los sabios coinciden en una cosa. Los mejores años de la vida de una persona son aquellos que se pasan en la universidad (mejores es intercambiable por salvajes, ebrios, fiesteros, demacrantes, etc).
Si una cosa me ha gustado de mi periplo en mi primer año de la universidad, ha sido la cantidad de tiempo libre que he tenido para escalar y disfrutar de la vida sin descuidar los estudios. Y lo mejor, es el gran verano que ofrece la universidad, sin clases desde la segunda quincena de mayo hasta la segunda de septiembre (aprox.)
Precisamente en mayo comienza esta entrada, Mayo, el mes de los exámenes universitarios (el de ponerse a estudiar a ultima hora y en el que comienzas a hablar con las latas de red bull vacías al lado del flexo) , en el que podemos destacar unas visitas cercanas al mejor sector de la zona centro, waterworld.  Allí pude recuperar pendientes (convocatoria extraordinaria lo llaman) para hacerme con la primera parte de la obra maestra de Carlos Padilla, "Derecho de Admisión" (R1,8b+, R2...), y obligándome a repetir curso este año con la segunda parte....

movimientos de masterpiece...

y escenarios inigualables...

Asignaturas pendientes también dejamos en Margalef, a las que habrá que volver (Siempre hay que volver, y a ser posible con más fresco), después de pasar el II encuentro del Club TodoVertical. 





buscando la sombra...



Compartiendo proyect con la coach



La Asignatura eternamente suspensa parece que este año no iba a ser menos. Las competiciones de abril me habían dejado con buen sabor de boca, pero mayo y junio no fueron muy prósperos en ese sentido. El campeonato de España absoluto coincidió con mi cumple,  aunque una rotura fibrilar en el biceps me aguó un poco la fiesta, fue una de las compes que más pude disfrutar, rodeado de aquellos que importan..
Preocupado se me veía por el brazo...



La otra gran cita resinera fue ya a la semana siguiente, el campeonato de España Universitario de boulder.Con mi brazo todavía enviándome caritas tristes por whatsapp,  había que ignorar un poco las malas sensaciones y ponerse el traje de luces, Siempre, siempre, the show must go on. Tras una emocionante clasificatoria en la que me coroné como el competidor más cabezón de toda España, me colé en la final, con 13 bloques con un precio a pagar de 44 pegues, un antebrazo petado petado, una yema rota y un agotamiento que ni Rajoy tratando de leer un trabalenguas en inglés. En la final las yemas fueron cayendo una a una como si de entrenadores del Real Madrid se trataran.  Con 8 yemas goteando sangre (Lo siento por el competidor que fuera detrás) acabé en una 5º posición acorde con la forma que venía arrastrando (no la mejor desde luego). Pero como se suele decir, era el ultimo examen de la temporada, y, aunque por los pelos, estaba aprobado. La luz al final del tunel se veía en forma de vacaciones... Aunque debía ser que no había puesto bien las luces, ya que el hecho de catear el examen de conducir me hizo retrasar un poco los viajes planeados.

el bloque 12, en el que dejé sangre, sudor y lagrimas Bloque made in Marco 100% 

Fotos por Volodymyr Koziy



Buen nivel en las finales, hasta algún novenogradista...

Ultimo bloque de las finales, mis manos ya eran una mezcla de sangre y esparadrapo

Superpastor dando espectáculo y proclamandose campeón




A saber, que se nos pasaría por la cabeza al decidirnos a ir a jaén a primeros de junio. Ni madrugando cuando aún era de noche para estar a las 7 de la mañana en el sector nos salvamos del calor. Eso sí, moraos nos pusimos un rato comiendo esa comida andaluza tan rica!

encadenar no... pero comer...

equipo madrugador, dando por terminado el dia de escalada a las 11:00...


y mas y mas comida...



meterse en 50 metros de vía con calor atroz es insoportable... volveré!!!



#formommentslikethis
La primera quincena de junio la dediqué a replantear las vacaciones debido al hecho de haber suspendido el examen de conducir (a la primera, a la segunda ya aprobé eh, no me tengáis por un cazurro). Pero una visitita a rodellar no podía faltar, y que menos que ir con una de las leyendas mundiales y nacionales en la escalada, con la fuerza personificada. Si, quedé con Pablito para ir a Rodellar en su hotel de lujo sobre ruedas. Fue alucinante ver como encadenaba un 8b+ de empeines bicis y rodillas sin empeines bicis ni rodillas, y verle hacer un 8c/+  hablando omo si fuera 7a, sobretodo después de que el día anterior hubiéramos acabado con las reservas de mahou (Mentira, las reservas nunca se acaban). En fin, hay superhombres y luego estamos los demás. Yo, con unos kilitos de más, me llevé otro collejon en un 8a+ que me tiró en el ultimo paso, asi que tacaría volver. Ya había excusa jeje.


Si algo tiene el verano en la zona centro, es que las condiciones son idóneas para escalar (sobreentiéndase el sarcasmo...) Y es que con minimas de 35ºC a la sombra... Como para no encadenar!!  Eso sí, tanto somaén como el barranco son sitios que te curten de lo lindo, y perder unos kilitos de más (aunque los recuperes en telarañas pegadas a tu cuerpo) no viene mal. Entre junio y los primeros días de julio, pude hacerme con unas cuantas joyas bien duras como La fuerza del destino Directa (el 8a+ más duro a 500 kilómetros a la redonda), las cazalolos (igual de buena y dura pero en 8a), la niña bonita y Poker, ambas 8a+/b de la zona centro (8b en otros sitios probablemente)



La fuerza del destino ( Fotos: Guillermo)


no pain... no gain
poker 8b. (fotografia de un ser inutil llamado kymy)
Pero si algo tiene el verano es que hay tiempo para todo, incluso para el bulder... si si, para el bulder aunque haga ola de calor. Y como soy una piltrafa a la que lían para cualquier cosa, cuando Rubio (Organic boss) me dijo de ir alli un finde no dudé y me embarqué en la aventura. Casi no lo cuento ya que me emocioné pensando que llegar allí no era para tanto y metí cosas de más. Cuando pasé la primera subida me acordé de todo el mundo y no de forma bonita... pero toda la pateada queda compensada cuando llegas a uno de los sitios más bonitos, con menos contaminación, y más frescos que hay. El hecho de dormir a 11 grados, en una pradera viendo el cielo más bonito que he visto nunca no me lo quitara nadie... (Fotos por Carles de Diego)

Habitación de lujo en hotel de 1000 estrellas

Y la zona es alucinante...

Por otro lado, solo se me a mi ocurre ir  a hacer bloque  al granito más pinchudo del mundo  viniendo de hacer vías, con dolor de piel y sin fuerza. Resultado. 1- Sin piel en la primera noche, el resto del tiempo agonizando. 2- Todo por encima de 7b+ collejón al canto.

Aún así a lo largo del finde pude hacer unos cuantos bloques clásicos, unos 10 entre 7a y 7b+, pasando muy buenos ratos con el gran equipo toledano (Nos veremos por bayuela!) y haciendo preciosas fotos con los megacrashpad de organic.

Calentando en el magnífico "Mingui eastwood"

En síncope

Disfutando de un fresco atardecer (Sí si, en julio con vaquero largo y sudadera) en Sinaloa


Como ya he dicho, en verano hay tiempo de todo. también para currar. La segunda quincena de julio la dediqué de monitor de campamento en prácticas. Fueron 15 días agotadores, pero pasé muy buenos ratos y conocí gente que vale la pena conocer. Si alguno se ha dignado a leer esta biblia, un saludo a la mickey's room y otro a todos los niños y niñas de leganés que tanto dieron por c... eeh no no, que tan majos fueron jejeje. El caso es que entrenando con mi tablita de madera, durmiendo poco, y con la rutina non-stop todo el día durante dos semanas, unido a desórdenes gástricos (una diarrea en toda regla), acabé julio siendo medio Lucas, pasando del gorducas de 60 kg de junio al Lucas invisible de perfil de 54 en agosto.... Comenzaba lo bueno...

mi piel necesitaba una parada en boxes


Y lo bueno es sinónimo de Rodellar. El hecho de haber aprobado en julio el carnet me daba mucha mas libertad (se agradece eh), y esta vez fueron 36 días en el paraiso oscense, ese que a los escaladores nos gusta más que a un tonto un lápiz. Este año tocaba quedarse en el Camping mascún, a quienes agradezco mucho su hospitalidad y buen trato. Ha sido como mi segunda casa!!


Como no quiero enrollarme demasiado, daré una serie de datos para que os hagáis una idea, acompañados de una buena carga de fotos y ya así yo no tengo que escribir mucho.

36 días en Rodellar, una decena de octavos, mi primer 8a+ a flash, y la vía más dura que he hecho hasta ahora, Pata negra, 8c, 3 kilómetros en barca, 4 cantos rotos, varios proyectos inacabados, 12 kilos de pasta y arroz, acompañados de 6 kg de tomate frito. 8 litros de alcohol sin contar cervezas, y varias fiestas, una de ellas muy épica. 1 kg de pelo menos (Fruto de esa fiesta épica). Y muchas muchas risas, y muchos muchos amigos. Brasil, Ecuador, Eslovenia, Francia, siempre hay tiempo para conocer gente de otros lugares y culturas. Os dejo con las fotos del mes de agosto en Rodellar (Las de las fiestas me las ahorro por respeto a vuestra decencia y por salvaguardar la poca dignidad que me queda.


El día del encadene de pata negra....
Primer Reposo en Pata negra, 8c


...y la noche del encadene

La sección clave de la vía, que tantas veces se ha roto...




shoulder power














Sección final.


















Mistral negra, se quedó cerca pero la lluvia aguo la fiesta

welcome to tijuana, igual para días más fríos mejor. 

otra en la welcome
#Formommentslikethis

estrenando peinado...
great team!!!!















Da igual que se acaben las vacaciones, the show must go on. Comienza una nueva temporada de regletas, agujeros, resina, estudios y biblioteca.
Muchas gracias a todos y todas que habeis puesto un granito de arena en la construcción de este verano, el año que viene, como dice el gran Wyoming, volveremos con más, pero no mejor, porque es imposible!!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada